Inicio > Noticias > Fenadismer critica que las ITVs no estén preparadas para la nueva prueba de frenado

Fenadismer critica que las ITVs no estén preparadas para la nueva prueba de frenado

Fenadismer ha manifestado ante el Ministerio de Industria su preocupación por la falta de preparación técnica de las ITVs de cara a realizar la nueva prueba de frenado en condiciones adecuadas. Según advierte esta asociación, los transportistas “van a verse afectados por un incremento sustancial en el tiempo de realización de la inspección de la ITV hasta una hora de duración, duplicando el tiempo actual dedicado a la revisión del vehículo”, además de destacar que en muchos casos “se verán obligados a acudir una segunda vez a la instalación de la ITV por no llevar una carga adecuada que permita hacer la nueva prueba de frenado”.

La nueva prueba de frenado será obligatoria desde el próximo 1 de julio para los vehículos pesados de más de 10 toneladas de MMA tras la aprobación por parte de la Comisión Europea de la Directiva 2010/48/UE, que fue transpuesta a la normativa nacional a través de la Orden ITC/3124/2010.

Para medir la eficacia de frenado existen dos métodos distintos. Por un lado, el ensayo directo, en el que la eficacia del freno de servicio se obtiene por medición directa de la fuerza de frenado, esto es, mediante el frenómetro de rodillos. Según Fenadismer, este método puede dar un falso resultado desfavorable cuando el vehículo pesa en el momento de la prueba menos de 2/3 de su MMA, por lo que esta organización recomienda que para evitar tener que repetir la prueba “se acuda a la estación ITV con la máxima carga posible”.

En todo caso, estarán exentos de ir cargados los vehículos de transporte cuya carga puede resultar molesta o peligrosa (transporte de mercancías peligrosas, animales vivos, basuras, etc.) así como los autobuses y autocares.

Método de extrapolación

El otro método es el de extrapolación, con el que la eficacia del freno de servicio se mide en las condiciones del ensayo (presión parcial en los circuitos de frenos) y se extrapola el resultado a la presión máxima de los mismos. Para poder utilizarlo, es necesario colocar sensores de presión en los circuitos de frenos y garantizar una presión mínima en los mismos de alrededor de dos bares.

En caso de no poder alcanzar esta presión mínima deben utilizarse métodos de simulación de carga como la elevación de uno de los ejes del vehículo o la aplicación de cargas en el chasis. El método de ensayo por extrapolación no puede utilizarse en vehículos con sistema de frenado hidráulico o hidroneumático, sino sólo en vehículos dotados de un sistema de frenado totalmente neumático y siempre que disponga conexiones de prueba normalizadas, accesibles y operativas, es decir, en un lateral del vehículo. En caso de no disponer de ellas, se pueden instalar en un taller con un coste aproximado de 150 euros.

Fuente Todo Transporte

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s