Inicio > Noticias > Francia prohíbe la venta de algunos modelos de Mercedes

Francia prohíbe la venta de algunos modelos de Mercedes

francia-veta-mercedes

Mercedes no puede vender en Francia algunos de sus principales modelos. El país galo ha prohibido la venta de las clases A, B, CLA y de los superdeportivos SL por incluir el R134a, un refrigerante utilizado en los sistemas de aire acondicionado que está prohibido por una directiva de la Comisión Europea. El organismo comunitario ya ha avisado a Alemania de que podría llevar a cabo algún tipo de acción contra el fabricante, que se niega a retirar el componente para sustituirlo por el R1234yf, ya que, según sus estudios, puede emitir gases altamente inflamables en caso de accidente y es 150 veces más potente que el dióxido de carbono. Los modelos vetados representan más de la mitad de las ventas de la marca en el país.

Mercedes-R134a

La prohibición es efectiva desde el pasado 12 de junio, por lo que las consecuencias sobre las ventas de Mercedes en Francia aún no se han hecho notar, aunque la marca sí confirma los primeros problemas de suministro.

El R1234yf debía utilizarse en todos los modelos calificados como “nuevo desarrollo” a partir de noviembre del año pasado. Los modelos de Mercedes fueron lanzados al mercado antes de esa fecha, y ante la nueva situación, volvió a homologarlos en Alemania para cambiar su denominación como nuevos desarrollos a “evoluciones”, algo que le evitaría tener que cambiar el componente. La homologación en Alemania sirve automáticamente para el resto de países. Volkswagen, por ejemplo, homologó la nueva generación del Golf como evolución antes de su lanzamiento, lo que le ha evitado la prohibición pese a incluir el mismo gas que los Mercedes.

La marca de la estrella fue la primera en informar de que el R1234yf es, según sus estudios, potencialmente tóxico en situaciones reales, lo que, sostienen, ha provocado que Francia le señale y prohíba sus ventas. Desde Mercedes sostienen que el gas prohibido por la directiva europea sigue siendo utilizado por la mayoría de los fabricantes, incluidos los franceses.

Los fabricantes se reunirán con la Comisión Europea en septiembre y realizarán nuevas pruebas para comprobar la toxicidad del R1234yf, que es suministrado por Dupont y Honeywell.

El conflicto sigue a la controversia generada por los límites de CO2 que la Unión Europea fijó recientemente para los modelos matriculados a partir de 2020, en el umbral de los 95 gramos de CO2 por kilómetro. Los fabricantes alemanes, con gamas compuestas por vehículos que pueden ser bastante más contaminantes, se opusieron a la medida, con el apoyo del gobierno alemán.

Fuente | Cinco Días

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s